Publicado en17 agosto, 2015
0

Camas articuladas

cama articuladaLas camas hospitalarias están entrando en los hogares para beneficio de enfermos y cuidadores. Son lo que llamamos camas asistenciales o, más coloquialmente, camas articuladas geriátricas.

Como este último nombre indica, el somier de estas camas está dividido en diferentes planos que se articulan por medio de un motor eléctrico que controlamos desde un sencillo mando (también las hay manuales que se manejan con una pequeña manivela, cada vez más en desuso).

Conseguimos así diferentes posiciones de descanso según las necesidades del enfermo, la patología y las recomendaciones médicas.

 

Las hay principalmente de dos tipos:

cama articuladaArticuladas con carro elevador

Que permite elevar la cama en altura, como las de los hospitales, pulsando un mando que acciona un motor eléctrico.

Están pensadas principalmente para ayudar al cuidador ya que no tendrá que adoptar malas posturas para asear, dar de comer y en definitiva, atender al enfermo. Se usan sobre todo para personas que pasan muchas horas del día encamadas.

Articuladas sin carro elevador,

cama articuladaLas patas pueden ser o no regulables en altura pero no existe un mecanismo que suba la cama, de manera que el paciente tendrá la cama siempre a la misma altura.

Se usa para paciente que pueden levantarse o colaborar en sus cuidados.

Lógicamente estas camas no pueden usarse con un colchón de muelles tradicional que no soportaría las articulaciones del somier.

Se requiere entonces un colchón viscoelástico o de látex.

Como se puede ver en las fotos inferiores sobre el colchón se puede poner a su vez un colchón antiescaras que mediante un compresor distribuye aire en las diferentes celdillas en las que está dividido. Esto es fundamental para aquellos pacientes que pasan en la cama muchas horas sin apenas cambiar la postura.

Las celdas se van llenando de aire paulatinamente sin molestar al paciente y por un minuto alivian la presión del cuerpo con el colchón previniendo la aparición de escaras.

Los beneficios de las camas articuladas geriátricas son múltiples: mejorar la respiración, evitar posibles problemas cervicales, favorecer la circulación sanguínea evitando hinchazones y relajando las piernas, evitar malas posturas en el cuidador….

Actualmente las grandes marcas de muebles las están fabricando para el uso en el hogar para personas sin ningún tipo de dolencia.

Estas camas claro no incorporan accesorios geriátricos como barandillas, incorporadores, trenes elevadores o porta goteros.

Pilar, clienta de camaortopedica.es, nos cuenta su experiencia:

“Hace diez años que estoy operada de varices y tras extraerme la safena el médico me recomendó elevar las patas traseras de la cama con uno tacos de madera. En aquel entonces las camas articuladas eran muchísimo más caras. Hice caso del doctor y lo único que hemos conseguido mi marido y yo es acabar con las cervicales destrozadas. Al dormir en un plano inclinado poníamos todo el peso en el cuello y no conseguíamos descansar bien. Hasta que descubrimos las camas articuladas. Ahora yo puedo elevar las piernas independientemente del resto del cuerpo y no obligo a mi marido a adquirir la misma postura. Por fin hemos conseguido un sueño reparador que buena falta nos hace para cuidar a los nietos.”

0 Comentarios para este artículo

Add a comment